sábado, 27 de agosto de 2016

Conflicto en Bolivia

Orlando Gutiérrez, Secretario Ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, habla con Resumen Latinoamericano en forma exclusiva y rechaza las acciones violentas las Cooperativas contra la nueva ley de cooperativas.


Por Dick Emanuelsson, Resumen Latinoamericano

TEGUCIGALPA – COCHABAMBA / En una exclusiva entrevista de Resumen Latinoamericano con Orlando Gutiérrez, Secretario Ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, acerca el conflicto surgido con la nueva Ley de las Cooperativas, éste asegura que los líderes de las cooperativas mineras se prestan para las transnacionales mineras, pero que FSTMB jamás las dejará entrar al sector minero boliviano para abrir las puertas nuevamente al modelo neoliberal.



>>> ESCUCHA la entrevista

La entrevista [6 min.] con el dirigente minero Orlando Gutiérrez:




Detrás el nuevo conflicto, que se agravó  con el secuestro de Rodolfo Illanes y posterior asesinato del vice ministro del Interior en la localidad de Panduro, departamento de La Paz, los cooperativistas pisan en tierra minada.



Detrás esta acción esta Fencomin (Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia) que ha prometido intensificar sus acciones contra el gobierno de Evo para que el gobierno retire la nueva ley de cooperativas en el país andino. Los mineros organizados en la vanguardia de la clase obrera boliviana, la FSTMB, respalda al gobierno, asegura Orlando Gutiérrez:


– Están siendo utilizadas (las cooperativas) por las grandes transnacionales para que puedan hacer contratos con terceros. Las transnacionales entran nuevamente para explotar recursos sin cumplir al Estado que le corresponde por ley. Esto abriría las puertas otra vez al neoliberalismo que definitivamente el sector minero los mineros asalariados del país a cabeza de su central obrera boliviana (COB) y su columna vertebral, que es la Federación Sindical Minera, no van a permitir, de ninguna manera, que estos cooperativistas que siguen practicando la explotación el hombre por el hombre.
>>> Viceministro Illanes fue brutalmente asesinado por mineros cooperativistas

POR PRESIDENCIA DE BOLIVIA
Rodolfo Illanes fue a Panduro para entablar un diálogo con los cooperativistas que lo secuestraron y lo asesinaron vilmente. ¿Al servicio a quien? FOTO PRESIDENCIA


La Paz, 25 ago (Prensa Palacio).- El Viceministro de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes fue “cobarde y brutalmente asesinado” por mineros cooperativistas en las proximidades de la localidad de Panduro, informó la noche de este jueves, visiblemente consternado, el Ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Tras conocerse que el Viceministro había sido secuestrado por cooperativistas movilizados en la carretera La Paz – Oruro, “por distintos medios les hemos exhortado a liberar al Viceministro, pero a estas horas de la presente jornada (las 23:00), todos los indicios indican que nuestro Viceministro ha sido cobarde y brutalmente asesinado”, dijo el Ministro Romero. 


Agregó que el Gobierno está desarrollando “las diligencias necesarias para que entreguen el cuerpo inerte del doctor Illanes. Tenemos un profundo dolor y nos solidarizamos con el dolor de la familia”.

Recordó que, durante este jueves, el pueblo boliviano ha sido víctima de “bloqueos y movilización de los cooperativistas mineros, que ha tenido un saldo de muchos hechos violentos y criminales”.

Y fue precisamente en esas circunstancias que, “en horas de la mañana muy temprano, nuestro Viceministro Rodolfo Illanes, había solicitado hacerse presente en la localidad de Panduro, convencido de que por el conocimiento directo de algunos dirigentes podía persuadirles e instarles a viabilizar un diálogo con el gobierno nacional”.

“Cuando se trasladaba a dicha localidad fue interceptado por un grupo de cooperativistas mineros y trasladado a un cerro, a pesar de que les había ratificado que su presencia obedecía a la misión de viabilizar un diálogo, que el camino era sentarse en una mesa y trabajar sobre el pliego petitorio de los cooperativistas mineros”, relató el Ministro.

A pesar de las explicaciones, el Viceministro fue tomado como rehén, “fue secuestrado junto a su ayudante de seguridad”. Posteriormente, “los cooperativistas hicieron una serie de declaraciones mediante las cuales reconocían que tenían secuestrado al Viceministro, aunque utilizaron el término retenido”, añadió. El Viceministro fue asesinado entre las 17:30 y las 18:00 horas.

Respecto al ayudante de seguridad del Viceministro, Romero informó que, a partir de su secuestro, el Viceministro fue separado de su ayudante de seguridad y ambos fueron llevados a lugares distintos a eso de las 10 y media de la mañana. En un momento dado, los cooperativistas exhibieron fotografías de un arma, asegurando que la Policía había acudido al lugar con armamento letal para reprimirlos, cuando en realidad habían despojado de su arma de reglamento al edecán, para posteriormente golpearlo brutalmente. El ayudante de seguridad fue rescatado y trasladado a un nosocomio de La Paz.

“Queremos no sólo expresar nuestro profundo repudio a este hecho criminal sin precedentes, sino al mismo tiempo solicitar a la justicia que esclarezca este asesinato y establezca responsabilidades conforme establecen las leyes del Estado Plurinacional de Bolivia”, expresó el Ministro de Gobierno.

Rodolfo Illanes acompañó desde el inicio el Proceso de Cambio que vive el país. Trabajó en el cuerpo de asesores del Presidente Evo Morales, fue funcionario de los ministerios de la Presidencia, de Relaciones Exteriores y de Trabajo. De 57 años y profesión abogado, era un importante cuadro gubernamental. Paz en su tumba.

Los cooperativistas utilizan familias enteras en donde la niñez esta siendo explotada y sacada en muchos casos de las escuelas, siendo la deserción escolar un problema muy grave entre las familias cooperativistas. En la foto del 2001 una madre con su hija en una mina de cooperativas en Potosi. FOTO: DICK EMANUELSSON









.

No se pudren





TOMER URWICZ27 ago 2016
El dormitorio-celda de José Sande tiene televisión por cable, aire acondicionado, computadora, calcomanías de Nacional, flores y dibujos de su hijo de tres años. Sande está sentado en una de las cuatro sillas que compró para cuando recibe visitas y sonríe dejando entrever un perno de metal en la muela, uno de los pocos problemas de salud que ha tenido desde que está preso. Habla y casi no deja hablar, pero su discurso se interrumpe por la aparición de una figura en la puerta. José Arab, otro de los reclusos, pide permiso y pasa, como vecino que se ha ganado el derecho de molestar cuando lo necesita.
Amigo, ¿terminó ya de colocar esa antena?— pregunta Arab.
En eso ando— responde Sande señalando el serrucho que dejó apoyado en su cama de una plaza— pero por ahora sigo sin agarrar ningún canal.
En el pasado uno era de los azules y el otro de los verdes, pero ahora los une una misma realidad. Sande ofrece un café, de esos que tiene en el mueble junto a las frutas y los chocolates, y su compañero rechaza la invitación. Es miércoles después del mediodía y Arab recién se levanta. Todavía está con el salto de cama blanco, el pijama y las pantuflas; apenas le dio el tiempo de almorzar la pasta casera que su esposa le había llevado cuatro días antes. Nada hace pensar que ese hombre de 76 años, que habla de álgebra y filosofía moderna, cumplirá dentro de dos semanas sus primeros 10 años de reclusión de una condena de 25, por el homicidio de 28 personas durante la última dictadura uruguaya (1973-1985). A Sande le dieron 20 años, también por los asesinatos del llamado "segundo vuelo".
Las celdas de Sande, Arab y los otros cinco reclusos de la cárcel de Domingo Arena no tienen llaves ni horarios para apagar la luz. Si bien hay una guardia militar que custodia el perímetro y unos policías que controlan a quien entra y sale durante las 34 horas de visita que hay por semana, lo más peligroso es un perro salchicha llamado Poli que olfatea a todo recién llegado. El resto tiene la impronta de un residencial de ancianos cercado con alambre de púas.
La Unidad de Internación N° 8, como se llama técnicamente, es una prisión creada hace 10 años para albergar a los militares y policías condenados por crímenes de lesa humanidad. Pero a una década de que Tabaré Vázquez haya inaugurado este predio que el Ministerio de Defensa le cedió al de Interior, solo queda claro que es una reclusión con fecha de vencimiento.
La cárcel de Domingo Arena —nombre de la calle en la que está ubicada en Piedras Blancas— cabalga a la par de la biología de quienes la ocupan; acá solo la muerte o la enfermedad la van desocupando. No se reemplazan las ausencias, sino que van contando los días hasta que el público objetivo de ese centro carcelario finalmente se agote y se cierre una etapa en la historia reciente de Uruguay.
Desde hace 10 años fueron procesadas 29 personas por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura. Antes había sido encarcelado el civil Juan Carlos Blanco, por la muerte de la maestra Elena Quinteros. En tres casos la Justicia revocó el procesamiento de quienes no tenían otra causa. Del resto, seis ya fallecieron, cinco están en el hospital, cuatro cumplen prisión domiciliaria, cuatro están encerrados en Coraceros y otros siete en Domingo Arena.
Para mantener la vida en prisión de José Arab, José Sande, Jorge Silveira, Pedro Freitas, Ricardo Medina, Enrique Rivero y Ernesto Soca el Estado invierte en el salario de unas 100 personas, más comida, mantenimiento, traslados y TV cable. Los reclusos cuentan con una enfermera que los visita todos los días —por más que algunos también tienen su seguro privado—, y tienen la posibilidad de ver en vivo los partidos del fútbol uruguayo.
En el comedor hay un televisor LED de 32 pulgadas, en diagonal a la estufa a leña, que siempre está apagado. Los presos miran la TV en sus celdas y los espacios comunes son solo sitios de paso. El patio es el lugar de reunión cuando el día está lindo. Es allí donde Medina aprovecha para caminar, Soca escucha la radio y Rivero mira pasar los aviones de su Fuerza Aérea: "Cómo se extraña volar", dice este aviador sentenciado en 2010 a 19 años de cárcel por la detención y muerte de Ubagesner Chaves Sosa, cuyos restos fueron los primeros hallados de un desaparecido.
Cuando se les da la posibilidad de hablar, todos estos presos dicen que están encerrados "injustamente", que "no hay pruebas contundentes" y que "algún día se sabrá la verdad". Sin embargo, la mayoría ya tiene condena y hasta la confirmación de la Suprema Corte de Justicia, contrario a lo que sucede con el resto de los reclusos.
La gravedad de los delitos por los que fueron sentenciados los hoy prisioneros de Domingo Arena, hace que parte de la sociedad uruguaya se indigne por el tipo de castigo que cumplen en relación a otros presos. Sin embargo, para la exfiscal Mirtha Guianze, que llegó a procesar a 20 personas y que hoy integra la Institución de Derechos Humanos, "no se trata de que estos presos estén en malas condiciones, sino de que todos deberían tener un trato digno".
Según Guianze, el castigo les está llegando a personas mayores, "no es eso lo que se persigue, sino mantener la memoria". Para la exfiscal los presos de Domingo Arena son solo un puñado de los muchos responsables de delitos que dejó la dictadura. Dice que "quedaron enormes expedientes sin resolver", que "apenas se procesó a dos personas laterales por abusos sexuales contra mujeres", y que los procesos judiciales están siendo demasiado "largos y secretos".
Medina es uno de los reclusos que tiene más interés por estos procesos y escribe sobre Derecho como pasatiempo. A diferencia de Arab, que está "cansado de todo" y que prefiere que su hija abogada sea quien se encargue de lo legal, a Medina los casos jurídicos le apasionan. Fue a él quien la Justicia le encontró documentación reservada en su computadora. Y él es una prueba de la información que maneja este tipo particular de presos.
Por eso la exministra de Defensa, Azucena Berruti, justifica que se haya creado una cárcel especial. "Reunir a estos expolicías y militares con los presos comunes podría crear una situación de difícil control, ellos saben de inteligencia y de seguridad", afirma la exjerarca que negoció la creación de este recinto, y que entiende este hecho, 10 años después, como una de las decisiones "más complejas" que le ha tocado sortear en su gestión.

En el terreno.

La cárcel de Domingo Arena ocupa 3.400 metros cuadrados y es la 17ª parte del predio militar que la envuelve, espacio al que también acceden los reclusos bajo custodia. El patio con piso de hormigón ocupa la mitad del centro de reclusión, luego hay un pabellón central con biblioteca, baños, cocina, comedor, aparatos de gimnasia, lavarropas, y unas 15 celdas en donde están alojados seis de los presos.
Jorge "Pajarito Silveira está en una zona aparte. Su habitación, conocida en la interna como "el apartamento", es un espacio más amplio y fue diseñado para albergar a los presos con problemas de conducta. Desde hace unos años, cuando Silveira denunció que Arab lo había amenazado, lo cambiaron para allí. Tiene su huerta propia que, según los compañeros, un soldado es quien la trabaja. No saben si hay dinero de por medio o lo sigue haciendo por jerarquía militar.


No es lo único que los compañeros hablan de Silveira. También comentan que se ha llevado prostitutas a la cárcel en los 10 años que lleva recluido, que desprecia al personal subalterno y que ha encabezado una huelga de hambre, algo "inadmisible" para la disciplina militar. El "Pajarito" no se defiende porque dice que "no habla con la prensa".
Los privilegios de Silveira provocan la mayor tensión que hay en la cárcel Domingo Arena. Hace un año y medio, el semanario Búsqueda relató un encontronazo protagonizado por el exdictador Gregorio "Goyo" Álvarez a la hora de repartir los bizcochos, pero el nonagenario ahora está internado en el Hospital Militar.
Soca (67), el más joven de los presos, fue quien se había peleado con Álvarez. Aquel enfrentamiento dejaba entrever otra fisura que, sin nombrarla, está presente en esta cárcel: las jerarquías. Mientras Álvarez llegó a ser comandante y presidente de facto (1981-1985), Soca era parte del personal subalterno; un simple sargento. Hoy este exsoldado es el único que trabaja en Domingo Arena para redimir la pena.
Desde hace más de un año que Soca sale con un carrito con baldes de agua y jabón a lavar los autos de la dependencia militar, aledaña a la cárcel. Hace ocho horas de trabajo diario, ayuda en el gallinero del establecimiento y en el traslado de la comida. Según sus compañeros eso "le ha hecho muy bien" y lo "despejó" de su afectación psicológica por miedo a ser extraditado a Argentina.
Soca fue acusado de participar en las torturas y matanza de las 28 víctimas de Automotores Orletti. Recibió una condena de 15 años, y por cada dos días de trabajo se le descuenta uno de encierro. El resto de los reclusos prefiere no descontar días de prisión. Hay un motivo de edad y hay razones ideológicas. Para Medina, "redimir la pena es para los delincuentes". A Arab le "daría mucha vergüenza que un soldado le tenga que dar órdenes".
Arab llegó a estudiar Ingeniería y fue mayor en el Ejército. Si bien gran parte de sus charlas en la cárcel rondan en las enfermedades —sus camaradas lo embroman de "hipocondríaco"—, es uno de los presos que pasa más horas leyendo. En su celda tiene una biblioteca con títulos sobre matemáticas —fue profesor—, novelas de Don Brown y literatura religiosa. Desde hace unos meses dejó de ir a la misa de los domingos que ofrecen en la reclusión. Pero su habitación está llena de estampitas, cruces y un póster del papa Francisco, junto a las camisetas de Nacional y Atenas.
En el caso de Arab la comida es otro de sus pasatiempos. Además de los platos caseros que le lleva su esposa, tiene acumuladas cajas de fábricas de pasta y rotiserías, y en la heladera, al lado de una Sprite Cero, guarda celosamente unos chocolates suizos.
El resto del ocio, aunque confiesa que cada vez le da menos espacio, lo dedica al trabajo en la carpintería. Frente a su cama, atrás del televisor plano, tiene colgados serruchos, destornilladores, cinceles y martillos.
Junto a Freitas, que casi no ve y no escucha, Arab es de los que pasa más horas encerrado y sin ánimo. Medina, en cambio, aprovecha a caminar como también lo hace Rivero. Sande juega a la paleta con los soldados o repara computadoras. Soca trabaja y escucha la radio. Silveira recibe visitas y ve al soldado cultivar la huerta. Son las rutinas que continúan en una cárcel que se está quedando vacía.

Una carrera contra la biología y las demoras.

El 18 de octubre de 2002, el juez Eduardo Cavalli procesó con prisión a Juan Carlos Blanco por el "homicidio especialmente agravado" de Elena Quinteros. Desde entonces ya son 30 las personas procesadas por delitos ocurridos durante la última dictadura, tres de los cuales fueron revocados. La cifra de presos podría ser mayor si "los juzgados no estuvieran tan saturados", reclama Raúl Olivera, coordinador del Observatorio Luz Ibarburu, que lleva el conteo de los casos. Según Olivera solo el juzgado penal de 7° turno tiene más de 60 expedientes sin resolver. "No es que pidamos un juzgado especializado, pero sí descongestionar para que las causas avancen". La exfiscal Mirtha Guianze cuestiona el que no se haya avanzado "casi nada" en relación a las violaciones a mujeres. Solo hubo dos procesados (Héctor Amodio Pérez y Asencio Lucero). Para Guianze los juicios deberían ser públicos y orales, como en los otros países de la región. "Esto daría más garantías y aceleraría los procesos". El nuevo Código Penal prevé este tipo de juicios, pero no aplica para las causas que ya están en trámite. Por eso Olivera afirma que "no se espera ningún cambio".

Presos que juegan con los beneficios de la edad.

Sobre uno de los muebles de su celda, José Sande tiene cuatro paletas de madera. Casi todos los días aprovecha para pelotear unas horas junto a los militares que custodian la cárcel de Domingo Arena. Antes iba con algunos de sus compañeros reclusos, pero la vejez y la falta de voluntad fue bajando la cantidad de participantes. Cada vez que Sande quiere jugar a la paleta debe pedir permiso, porque la cancha está fuera del cerco que controla el Ministerio del Interior. Es una formalidad, no es que teman su fuga. De hecho los presos de Domingo Arena pueden portar serruchos, tijeras, y elementos que en un centro de reclusión convencional serían objetos peligrosos. "No hay problemas de relación entre estos presos y el exterior, no existe el temor a la fuga o el mal comportamiento", explica Juan Miguel Petit, comisionado parlamentario para las cárceles.
Según Petit, lo "ideal es que no haya diferencias entre los presos, pero por la edad y por el tipo de reclusos no sería conveniente juntar" a estos privados de libertad con otros. El comisionado no sabe qué será de esta cárcel el día después del cierre.
.



>>> Una cárcel de mentira: "DOMINGO ARENA"
 por Miguel Olivera

LA FARSA DE LA COBARDÍA URUGUACHA:
"... nadie
puede negar que en este país,
nos estamos todos muriendo de vergüenza."
PACO URONDO

...declaraciones oficiales
cuarteles/ batallones/ regimientos
contra-sures ocultos
contra-nortes mentidos
predio de una unidad/ chacra/ terreno
aledaños/ viñedos/ cimientos de un galpón
cancha/ chiquero/ monte/ arroyo
pista de aterrizaje/ frontón/ casino de oficiales
culpa/ memoria/ pozo
dato/ conciencia/ mapa
declaración/ excavación/ operación
in-olvido
in-justicia
in-perdón
cortina de humo
nada
100 puntos cardinales
para marear la brújula
y
en 20 años
ni un proceso
ni un preso
ni un hueso
o
recién ahora
diez procesos
diez presos
diez huesos
10 miserables asesinos viejos
para llenar el ojo
y el gobierno
que no quiere comprar el geo radar
y las excavaciones quedan para el año que viene...
mientras tanto
nombrar a los ausentes
nombrarlos es traerlos
tenerlos abrigarlos recibirlos abrazarlos
ponerlos a danzar a cantar a compartir
ponerlos a parir y alumbrar las noches negras....
nombrarlos
es ponerles un lugar en la mesa
en la rueda del mate en la esquina del barrio
en la copa colectiva de brindar y decir que no hay olvido
ni perdón ni convivencia posible con los criminales...
nombrarlos
es alzar más estandartes más chispas y más llamas
para el incendio luminoso..........................
recordar sus nombres
mantenerlos encendidos como antorchas
izarlos como banderas sobre las cenizas
ese horizonte siemprevivo
como brasas
como semillas
que sembró la vida...
no hay olvido
no hay tregua
no hay perdón
la historia es un campo de batalla
entre la victoria y la derrota
y olvidar sería darnos por venci...
coda:
la IMPUNIDAD
emana de los otros
y
sólo cesará
ante nuestra presencia soberana...
miguel ángel oliverA
(fragmento de "CL/AMOR POR DESPAREC/IDOS")








Sin alma




>>> Almas podridas

Es feriado, aniversario de la Declaratoria de Independencia. En la cancha de tierra decenas de niños disputan un partido de fútbol en pleno atardecer. En el campo de al lado se desintegra lo que queda del asentamiento Nueva esperanza, de Parque Guaraní. El sillón sobre el que alguien se sentó, el cassette de música tropical que alguna vez sonó y las cartas con las que niños jugaron son ahora objetos sin dueño, abandonados entre la basura.
En frente al terreno en ruinas, los que la semana pasada lo ocupaban irregularmente se agrupan. Están discutiendo cómo resolver la vivienda para estas 35 familias que, con unos 90 niños a cargo, están "esparcidas por ahí".

>>> Bajo el temporal de Santa Rosa


 >>> Sólo pena, una pena enorme genera esta situación.

Ayer martes finalmente se concretó el desalojo de unas 130 personas, entre los que había 80 niños, del Parque Guaraní ubicado en la Flor de Maroñas.
El periodista Diego Batistte estuvo allí y así lo relató en su crónica que publica El Observador. Sólo pena, una pena enorme genera esta situación.
En este tiempo muchos se quejan por lo que denominan despectivamente “minoridad”. Pero por un momento pensemos en esos niños que ayer no sabían donde iban a dormir; donde estarían sus juguetes, sus amigos del barrio; qué iban a comer.
Muchos dirán que sus padres están de vivos y que sólo buscan que el gobierno les dé lo que no han podido lograr con su esfuerzo. Pero tal vez este martes marcará el futuro de estos 80 niños. Como nos ocurrió a cada uno de nosotros con cada momento difícil vivido en la infancia. Cada uno interpretará esto de acuerdo a sus convicciones .
Ayer se pasó el día discutiendo sobre Paco Casal. Pero ¿cómo puede ser que 130 personas hayan sido arreadas como ganado y nadie con autoridad, más que la de un comisario, estuviera allí aunque más no fuera para escucharlos?.
Se puede analizar esto desde el punto de vista político o económico. Pero lo que debemos perder de vista es cuán doloroso es que tantos miles de compatriotas vivan en esta situación.
El Estado tiene mucha tierra ociosa. Todos sabemos que los trabajadores de la construcción han mostrado su solidaridad una y otra vez. El año pasado en esta misma columna contamos que hay gente que tiene ideas muy concretas para construir casas decentes y baratas.
Y si juntamos a obreros y empresarios, y a lo mejor a muchos otros uruguayos , tal vez podemos hacer algo para que nunca más un niño viva la tristeza e incertidumbre que vivieron estos 80 niños ayer.
La única certeza es que algo hay que hacer en forma urgente. Y no sólo por ellos, sino por todos nosotros si es que queremos un país integrado.
La columna de Carlos Peláez


http://audios.espectador.com/2016/08/24/cosechandoamigos160824.mp3



Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
Así quedó el asentamiento Villa Esperanza después del desalojo. Foto: Fernando Ponzetto
1/14
Ver galeria

video








viernes, 26 de agosto de 2016

Impresentable

El gestor del imperio


>>> Se burla de Venezuela
El Canciller Nin Novoa en plena rueda de prensa hizo un gesto de burla en contra de la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, donde expresaba claramente la lástima que tiene por ella, cuando dijo “conmigo es con el único canciller que ella habla”.





>>> Festeja a Macri 

Martes 15 • Diciembre • 2015


Qué bueno que viniste
 
Nin festejó decisión de Macri de levantar trabas a las importaciones en Argentina. .

El canciller Rodolfo Nin Novoa saludó la decisión del gobierno argentino de ponerle fin a la exigencia de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importaciones (DJAI), un mecanismo que había perjudicado notoriamente la venta de productos uruguayos en el vecino país.
La medida era esperada por el gobierno uruguayo y la reacción del canciller muestra la expectativa que existe en la administración de Vázquez con respecto al nuevo presidente argentino. “Los anuncios previos del ingeniero [Mauricio] Macri en la campaña iban en ese sentido, en una línea diferente a lo que venía desarrollándose en Argentina, que es parecida a lo que nosotros estamos reclamando, por lo menos en ciertos aspectos, de liberalización del comercio e instalación de una zona de libre comercio”, dijo Nin Novoa ayer, reclamando el cumplimiento del Tratado de Asunción, fundacional del Mercosur y que el año que viene cumple sus bodas de plata, “aunque todavía no tenemos esa zona de libre comercio”. Para el canciller, se trata de una “decisión auspiciosa”.
El jerarca recordó que Argentina ya tenía un dictamen de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que la condenaba a levantar las DJAI, un “obstáculo flagrante al libre comercio y al Tratado de Asunción”. “Ese dictamen de la OMC le viene bien al gobierno del ingeniero Macri, que lo que está haciendo es cumplir con esa sentencia, cosa que a mí me parece muy bien”, resaltó el canciller. Las DJAI fueron implantadas por el gobierno de Cristina Fernández en 2012 y perjudicaron las exportaciones uruguayas hacia ese país. En los últimos años las exportaciones de Uruguay a Argentina cayeron 32%, según datos de Uruguay XXI. En 2011 Uruguay había exportado productos a Argentina por un valor de 588 millones de dólares. La cifra se redujo en 2012 a 500 millones, en 2013 a 473 millones y en 2014 a 400 millones de dólares. Argentina, que en 2010 era el tercer principal destino de las exportaciones uruguayas y representaba 7,5% de éstas, bajó en 2014 al sexto lugar y a ocupar 4,4% de los destinos de venta de los productos del país.
La DJAI obliga a los importadores a presentar información sobre el destino de los productos que buscan ingresar a Argentina, además de sus datos y los de los exportadores. El trámite tiene que ser aprobado por varios organismos que participan en el sistema de DJAI, que tienen diez días para expedirse. Basta con la observación de uno de ellos para impedir o demorar la importación.
No intervengo
Nin Novoa realizó estas declaraciones a la entrada de un seminario organizado por el Colegio de Abogados sobre el principio de no intervención en las relaciones internacionales. Durante su presentación, el canciller dijo que el principio goza de “plena vigencia” en la economía uruguaya y que condena la intervención tanto de forma extrema como “indirecta”: ante presiones políticas, económicas o de otra índole. “No se puede imponer sistemas democráticos de un país a otro, cada uno tiene el sistema que cree que merece”, razonó el canciller.
También condenó las llamadas “intervenciones humanitarias”, ya que suponen violaciones al principio de no intervención. “Sí promovemos la protección de los civiles”, dijo Nin Novoa, asegurando que los cascos azules uruguayos son un “ejemplo del cumplimiento de esa tarea”, y su tarea no constituye una “intervención ni una ocupación, ya que se desarrollan en el marco de misiones de mantenimiento de la paz” y cuentan con el aval de la Organización de Naciones Unidas.
Luego de la exposición de Nin Novoa, el ex vicecanciller José María Gamio (1993-1995) también pidió prestar especial atención ante las “intervenciones humanitarias”: “Se usa la fuerza para que ‘los chicos no se mueran de hambre’, pero cuidado, los estados se manejan bajo el principio del interés nacional. Hay que cuidar que los derechos humanos no se usen como una pantalla”, advirtió el abogado, que culminó su exposición señalando que Irak está “peor” que antes de que lo invadiera Estados Unidos en 2003 y cómo también Libia empeoró su situación tras la primavera árabe y el derrocamiento de Muamar al Gadafi.
Luego llegó el turno del ex diputado y actual presidente de la Comisión Administradora del Río Uruguay, Felipe Michelini, que dijo que le preocupaban fundamentalmente las “violaciones sutiles” al principio de no intervención. Entre ellas, mencionó cómo Estados Unidos presionó a Uruguay para que éste no se adhiriera al Estatuto de Roma, y para hacer valer una “cláusula de inmunidad” para que este tratado no fuera válido para ciudadanos estadounidenses. Entre otras sutilezas, también mencionó el litigio que la tabacalera Philip Morris tiene con Uruguay: “Lo que esta empresa quiere es que las políticas públicas de salud las fijen las empresas y no los estados”.
>>> "Uruguay tiene que apostar a integrarse en cadenas globales de valor"





Con Chile “ya cerramos el acuerdo y está para ser firmado el 4 de octubre con la presencia del canciller chileno acá, y después seguimos con Perú que estaba en proceso eleccionario”, dijo Nin. “Después seguimos con México, ya tenemos fecha para el 6 de setiembre comenzar la profundización del libre comercio que tenemos, y seguiremos con Colombia”, aseguró.
“En la Alianza del Pacífico estamos muy involucrados, y esa puede ser una puerta para ver qué es lo que pasa con el Transpacífico (TPP)”, afirmó.
El canciller dirigió varios mensajes hacia la interna del Frente Amplio en el cierre de su discurso en la presentación del libro “Nuevos acuerdos comerciales en el Pacífico: oportunidades y amenazas para Uruguay” realizado por el Departamento de Economía de la Universidad de la República y la Academia Nacional de Economía.
“Hoy el Uruguay está mirando con atención al TPP a la vez que trabaja activamente con los países de la Alianza del Pacífico, negocia con la Unión Europea, se acerca a ASEAN, profundiza con India, se interesa en China y Canadá, y trata por todos los medios de abrir más nuestra economía y muchas cabezas también”, afirmó.
Otra referencia parece apuntar a las resistencias que existen desde el mundo sindical a los tratados de libre comercio.
“Bajar aranceles parece ser una cosa bastante sencilla de acordar con otros países pero después lo importante es ver cómo acordamos otras cosas que no son los aranceles, como las normas sanitarias, las normas aduaneras, y muchos otros temas que se están desarrollando en los acuerdos de cuarta generación que inciden fuertemente, como las normas laborales para evitar el trabajo infantil y el trabajo forzoso. Todas esas cosas que algunos acá en Uruguay tienen mucho miedo pero que no saben que en realidad todos los países de América Latina quisieran tener la vara tan alta como la tenemos acá para defender el trabajo nacional”, expresó.
Nin se declaró ayer “aperturista” y resaltó varias veces que Uruguay es un país que necesita abrir más su economía. Uno de los datos que dio para fundamentar esa necesidad fue una lectura comparada de los niveles de apertura que tiene la economía del país.
“La economía de Uruguay es una economía relativamente abierta, pero el otro día sin embargo uno comparando los países que tienen el mismo Producto que nosotros, nos da que somos un poquito más abierto que Etiopía y que somos muchos menos abiertos que Paraguay”, señaló.
En su intervención el canciller tomó algunas de las conclusiones del libro, realizado por los economistas Carmen Estrades y Marcel Vaillant y el doctor en relaciones internacionales Ignacio Bartesaghi, para hablar de las oportunidades y las posibles pérdidas que tiene Uruguay en relación a su ingreso a grandes tratados comerciales como la Alianza del Pacífico y el Transpacífico (TTP).
“Según el estudio, quedar afuera del TPP implica que nuestras exportaciones de lácteos disminuirían un 1,1% de forma anual en el periodo 2018-2040, los químicos un 1%, los textiles y cueros un 0,9, frutas y vegetales un 0,7. No obstante, para economías pequeñas como la uruguaya, existe un costo de oportunidad asociado a la no participación que es mucho más alto. De acuerdo a las estimaciones realizadas, nuestras exportaciones e importaciones totales, en caso de ingresar al TPP, aumentarían a un promedio anual de casi 6% en el periodo 2018-2040, y por su parte, un eventual ingreso como miembro pleno a la Alianza del Pacífico tendría una repercusión positiva del entorno del 2% en el mismo lapso de tiempo. Es evidente que esta perspectiva es la más adecuada para calibrar un posicionamiento en relación a la eventual adhesión a estos acuerdos, es lo que nos perdemos de ganar y expandirnos por permanecer inactivos”, señaló Nin.
“No quiero volver sobre un tema recurrente, pero lo que nos dolió de la decisión que tomó el gobierno del TISA es que no nos sentamos a saber qué era lo que estaba pasando y después actuar en consecuencia, si nos servía o no nos servía. Porque además la historia, como es una rueda y da vuelta, hoy estamos negociando servicios por otro lado”, dijo el canciller.






jueves, 25 de agosto de 2016

Marcha al Filtro (video)

Tienen miedo,



>>> Fue una gran marcha






Es indigno saber que los 22 años de la Masacre del Filtro aun se mantengan vivas las mismas fuerzas represoras que custodiaron hoy al Hospital Filtro. Una docena de robocops es muy poco para enfrentar a una multitud de miles convocada y apoyada por decenas de organizaciones, como la que se convocó ayer para apoyar a Norma Morroni en su marcha y protesta contra la impunidad que hoy existe.

El Comando General del Ejercito ubicado en Br Artigas también estuvo completamente cercado. Una provocación. Lo que no evitó que media docena de los exaltados que , grafiteara y volcara las cercas que separan y provocan  al ejército con la sociedad.

Tres gatos


>>> Pajería intelectual
Me pareció fuera de momento y lugar que se grafiteara al canal 5, es una falta de respeto de un grupo minoritario que forma parte de nuestra fauna a los miles que fuimos a marchar contra la impunidad. De la misma forma que este grupo minoritario tiene el oportunismo de ´radicalizar¨ una marcha, yo también me tomo el derecho de ser crítico. Si me quieren radicalizar a mi y al resto de radicales que allí marchamos y que nos tragamos este sapo. A mi no me representan. Estas son las cosas que dividen y estigmatizan las luchas. Son inconducentes al proceso revolucionario. Dividen y causan la indignación de muchos aquí presentes.
No da como para informarlo, pero vale la pena decir 


Justo ahora que vamos bien.
El Muerto
Pasto a las fieras, El País es lo único que vió de una marcha multitudinaria.





>>> Crónica: Así fue la marcha del Filtro, a 22 años...

Otro camino de luz...

Un día, mientras estábamos reunidos, Norma nos pidió quedarnos un rato más porque tenía una noticia que darnos sobre Fernando, "-Claro" le dijimos mientras nos preguntábamos qué podría ser.

"-Me llegó este dato, la foto y el nombre del asesino de Fernando", al parecer este tipo se jactaba de haberlo matado y mientras digeríamos la noticia apareció la foto... ese rostro tan conocido. Fue un impacto reconocer en esa imagen el rostro que apareció en los primeros afiches después del Filtro, un rostro que apareció muchas veces en afiches y diversas reconstrucciones... El rostro del policía de civil apuntando con un arma... Qué fuerte el saber que ese dato, tantos años esperado, estuvo allí frente a nosotros todo el tiempo. Qué fuerte que recién después de dos décadas de lucha  se supo algo, qué impotencia saber que de Roberto todavía no sabemos nada.
nosotros- compartirlo con todos como todos estos años se ha compartido la lucha y el reclamo, pero ¿cómo hacerlo?, finalmente Norma optó por la denuncia pública y todos acompañamos esa decisión.

Coordinación 24 de Agosto.

A mediados de Julio se volvió a reunir la Coordinación 24 de Agosto, la misma que hace años viene convocando y organizando la marcha del Filtro. Desde esta coordinación -integrada por diversos sindicatos, organizaciones sociales, estudiantiles y políticas-, se acompañó la denuncia de Norma Morroni.

Lo primero a definir en la coordinación fue la consigna de este año, cosa que esta vez salió relativamente rápido ya que todos teníamos claro que íbamos a acompañar la denuncia de Norma sin dejar de lado la responsabilidad política de la represión y asesinatos de Fernando Morroni y Roberto Facal.

"El crimen de una democracia, las balas de un policía" fue la consigna y el acuerdo de que una vez más ese rostro repudiado iba a salir en un afiche.

Se hicieron varios talleres en diferentes centros de estudio en la previa de la marcha. También se volvió a hacer una actividad artística convocando a la marcha. Ésta se realizó el viernes 19 en el SAG (Sindicato de Artes Gráficas) donde se pasó Guernica 94, documental realizado por Plenaria Memoria y Justicia hace dos años, al cumplirse los 20 años de la represión del Filtro.

Los días siguientes brigadas de compañeras y compañeros de gremios estudiantiles y sindicatos pintaron muros  e hicieron pintadas.

La marcha del Filtro

Desde las 19hrs ya se podía ver el Obelisco lleno de gente, ya van 22 años y la convocatoria se ha ido manteniendo. Mientras esperábamos el inició de la marcha se podía ver como se iba llenando ese clásico espacio de diferentes banderas y pancartas, un fiel reflejo del amplio espectro que año a año se siente convocado a marchar porque la justicia sigue faltando, porque más de 20 años es demasiada impunidad y porque este año se hizo pública la denuncia de Norma  sobre el posible autor material.

A las 19:45, se dio inicio al acto.

La marcha salió del obelisco sobre las 20hrs. y mientras marchábamos ese largo recorrido, también nos fuimos reencontrando con compañeras y compañeras con los que nos vemos todos los años el 24, pero también, como se viene dando, varias caras nuevas fueron apareciendo, jóvenes que no vivieron el Filtro pero que sienten como propia la indignación de tanta impunidad. Porque la marcha del Filtro ya no es solo por Roberto y Fernando -siempre presentes entre nosotros- la marcha es un símbolo de la lucha contra la represión policial, un espacio para decirle NO a los mecanismos de control, a los crímenes de la democracia.

La marcha fue un poco más lenta que otros años, la locura de la "Noche de la nostalgia" cada año complica más, pareciera que esos pocos minutos de espera fueran determinantes para algunos, como si por eso fueran a perderse el festejo de turno.

Llamó la atención que este año la marcha fuera acompañada durante todo su recorrido por un canal de tv abierta, específicamente una periodista sentada en la parte de atrás de un auto con la cámara prendida, cámara que no se apagó hasta que la última proclama fue leída, y llamó la atención porque uno se pregunta cómo es que con tanto material filmado, finalmente el producto sólo sea uno par de segundos de información incompleta en un informativo del día después.

Al llegar al Batallón de Bulevar Artigas, se realizaron pintadas y se tiraron globos  de pintura, como todos los años, y es que esa institución militar también es un símbolo, de la impunidad, del Terrorismo de Estado, de la desaparición, tortura y asesinato de tantos compañeros y compañeras que hoy no están.

Al pasar por canal 5 un grupo de jóvenes hicieron unas pintadas y una bengala de humo, pero la marcha continuó con normalidad.

Sobre las 21hrs. se llegó al Filtro, o más bien al espacio que simboliza el Filtro, y ahí se dio inicio a la oratoria del acto.

Este año, a diferencia de los anteriores donde cada espacio convocante leía su proclama, se optó por hacer una proclama única, como una forma de marcar el respaldo de toda la coordinación a la denuncia de Norma.

La proclama fue leída por algunos de los integrantes de la coordinación, leyeron compañeras y compañeros del SUATT, AEES, AFCASMU, TCC y Plenaria Memoria y Justicia.

También se leyó un saludo de ETXERAT  y de la Brigada de Askapena, que este año lamentablemente no pudo acompañarnos.

Cerró el acto Norma Morroni, como todos los años, con un saludo a la marcha y su agradecimiento a todos los que año a año acompañan su lucha, nuestra lucha, la de todos.

Otro camino de luz dice la canción, un camino que recorremos cada 24 que para nosotros es la "Noche de la Memoria", una memoria de Roberto sacando fotos, de Fernando haciendo música, de recordar todas las veces que nos enfrentamos a esa foto del posible asesino apuntando, de todas las veces que nos preguntamos "A quién habrá disparado" y que ahora 22 años después por fin sabemos que 12 de sus balas fueron las que mataron a Fernando...

Y cada 24 andaremos por ese camino y mientras haya gente en las calles, más temprano que tarde también sabremos quién mato a Roberto.

Plenaria Memoria y Justicia.