martes, 7 de noviembre de 2017

Los hombres se conocen por los hechos

y yo conocí a Daniel Viglietti



Era el año 1975 y en Berlin habiamos fundado un comite de ayuda para los presos politicos uruguayos y sus familiares, el fin era poder ayudar de forma economica y hacer conocer la realidad de un pais que estaba viviendo una de las dictaduras mas crueles de latinoamerica dentro de la colectividad alemana. No era facil, todos teniamos familias a quien atender y trabajos que nos acupaban la mayor parte del dia, por esa razon era muy duro salir en las pocas horas que nos quedaban libres a pegar carteles por los boliches berlineses hasta altas horas de la noche para al otro dia levantarse bien temprano e ir a trabajar en las mañanas gelidas del invierno aleman. Nos ayudaba el calor revolucionario de una causa que habia que llevar a cabo de cualquie forma, porque habia gente en Uruguay, Argentina y Chile que la estaban pasando muy mal. 
Bajo esas circunstancias alguien me habia pasado el dato de que Daniel estaba exiliado en Francia y yo me empece a preocupar por contactarlo, no me acuerdo como ni quien, pero alguien me paso su numero de telefono de Paris y una noche lo llame y hable con el. Le pregunte si estaba de acuerdo en hacer un concierto en Berlin con el fin de recaudar dinero para los presos y despues de charlar un rato acepto y le encanto la idea, el dinero se enviaria por medio del comite de Marsella a las organizaciones uruguayas que se encargaban de las ayudas a los presos. A partir de ese momento el comite nuestro se dedico por completo a la organizacion de un evento del que nadie tenia experiencia pero unas ganas terribles de llevarlo a cabo. La logistica y todos los obstaculos de un evento de tal magnitud nos quitaron muchas horas de sueño pero dentro de la colectividad teniamos grandes valores y por fin en julio de 1976 alquilamos la sala de conciertos de la universidad de las artes de Berlin, una hermosa sala con capacidad para 1250 personas y pudimos vender unas 900 entradas.
 Como teloneros tocaron un grupo chileno de los Quilapayun que se habian asilado en la Alemania Oriental. El concierto fue todo un exito y todo nuestro trabajo tuvo su premio. Cuando Daniel subio al escenario un interminable aluvion de aplausos colmo la hermosa acustica de la sala y mi hija Alejandra fue la elegida para acercarle un ramo de rosas rojas a Viglietti, hoy me emociono todavia al recordarlo, no recuerdo cual fue el primer tema, pero fueron cayendo una tras otra, Canción Para Mi América, A desalambrar, Duerme negrito, Yo naci en Jacinto Vera, Cruz del sur, milonga de andar lejos, Cancion del hombre nuevo, Mi pueblo y otra muchas que enloquecieron a un publico que queria cada vez mas. 
Despues del concierto fuimos con Daniel al club español para entre unos vinos y empanadas arreglar la cuestion del dinero, y alli fue donde conoci al verdadero Daniel Viglietti, el anarquista, el compañero, el verdadero hombre de lucha, mientras el grupo chileno se llevo su parte que le tocaba y que segun me dijeron no se la enviarian a nadie porque ellos tenian familias a quien mantener, Daniel no quiso cobrar nada y solo nos pidio que le pagaramos el viaje en tren hasta la ciudad de Colonia en la cual al otro dia tenia una entrevista en la Deutsche Welle. Los hombres se conocen por los echos y yo tuve la oportunidad de conocer a un gran hombre. La vida no nos cruzo mas Daniel, pero me imagino que estaras a estas horas con tu guitarra desalambrando el cielo.

QUE TENGAS UN MERECIDO DESCANSO GUERRILLERO DEL CANTO!!


>>>Miserable


El País  Mercedes Vigil 



Los vi construir una epopeya que costó sangre y miseria a la América latina, los escuché predicar que en la URSS se vivía como en el paraíso. Los vi vivir como señores a costa de la ayuda a los “perseguidos” y luego los vi volver. No sé si fue peor que volvieran o que antes se fueran y mintieran tanto. Porque a su regreso los vi, como aves carroñeras pasar a cobre todo lo que encontraron a su paso: miles de horas en TV pública, cargos culturales muy bien pagos, subsidios, apoyos estatales….repugnantes todos. Hoy debo decir que personajes como Viglietti abonaron una visión hemipléjica de la realidad latinoamericana mientras me los cruzaba en el primer mundo, viviendo como reyes y predicando con la pobreza ajena. En fin, no tenía intención de hablar de Viglietti, pero ante tanto escribiente inventando próceres debo decir que su paso por la realidad nacional ha sido, sin dudas, nefasto.



>>> Diferencias



Por Enrique Ortega Salinas.
1. Si ella hubiera muerto, Daniel no hubiera ido a su velatorio a escupir el cajón. Hubiera guardado un respetuoso silencio para no mortificar a su familia.
2. Daniel siempre se la jugó por los más humildes, arriesgando la vida y bienestar.
3. Daniel nunca fue un pituco oligarca.
4. Daniel tenía valores, ética y humanidad.
5. Daniel no se andaba fijando en los zapatos ajenos, aunque luchó desde su trinchera, sin otra arma que su guitarra, por los que andaban descalzos.
6. Daniel no era histérico ni necesitó del ataque rastrero para lograr publicidad.
7. A Daniel lo quería todo el mundo.
8. A Daniel se le recordará dentro de muchas, muchísimas décadas.
9. A la hora de elegir entre los poderosos y los débiles, Daniel eligió lo menos cómodo.
10. Daniel, no lloraba por pagar un 2 x 1 para ver una película.
11. Daniel era un grande y la prueba está en cuánto/a mediocre alza su voz contra él.




>>> Juntan firmas para quitarle el título de Ciudadana Ilustre de Montevideo.




Dirigida a Intendencia de Montevideo, y 1 otro/a
Retirar la declaratoria de ciudadana ilustre a Mercedes Vigil
En vista de las recientes declaraciones de la escritora Mercedes Vigil, denostando al fallecido Daniel Viglietti, y tomando en cuenta que no es la primera vez que tiene exabruptos de ese estilo, pedimos se le retire el título de ciudadana ilustre.

Firma esta petición

 

 

25.593

25.593 personas han firmado. Ayuda a conseguir 35.000.

https://www.change.org/p/intendencia-de-montevideo-retirar-la-declaratoria-de-ciudadana-ilustre-a-mercedes-vigil/fbog/31569807?recruiter=31569807&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=autopublish&utm_term=share_page.share_redirect-control





0 comentarios:

Publicar un comentario