jueves, 9 de noviembre de 2017

Me está faltando uno, la puta que lo parió

El Senado terminó de votar ayer el proyecto de ley que fija normas para la financiación de los partidos políticos.


El artículo 6°, que impide que las empresas aporten dinero a las campañas electorales, sino que debe hacerse a través de personas físicas.




El asunto fue discutido durante horas, pero cuando se pasó a votar, al Frente Amplio le faltaba un voto, el del senador Rafael Michelini que inadvertidamente había salido de sala. Eso hizo montar en cólera a la presidenta del cuerpo, Lucía Topolansky que, sin advertir que su micrófono estaba abierto, se despachó a media voz con un: “Me está faltando uno, la puta que lo parió”, se quejó, dado que los partidos de la oposición no lo acompañaron.

De inmediato Silvana Charlone, la prosecretaria de Cámara, le advirtió: “Shhh, callate que (el micrófono) está abierto”. El episodio paralizó a la intérprete de señas del canal del Parlamento que quedó estática y con cara de “yo no fui”.














0 comentarios:

Publicar un comentario